“Alicia se coló por la boca de la madriguera, sin pensar ni un solo instante en cómo podría salir de allí”. Lewis Carroll

viernes, 28 de noviembre de 2008

ODISEA A LA ORILLA DE UN POEMA EN PARTEAGUAS

Después de los buenos momentos pasados en Sonora, engancharse de nuevo al ritmo de la escuela y la familia es un tanto difícil. Leímos poesía, compartimos los libros, la comida, la palabra, cantamos, bailamos, bebimos y echamos relajo hasta que nos cansamos; hasta que nos dolieron los pies; hasta que los cachetes repelaron de tanta risa. ¿No es así Vero, Christel, Mijail y Memo? Sin embargo, el tiempo continúa su marcha y hay que poner en orden lo que se dejó inconcluso y correr, correr... para alcanzar al tiempo en su imparable andar. No he podido sentarme con tranquilidad a bajar a la computadora las fotos del encuentro en Sonora. Espero poder hacerlo este fin de semana. Gracias Mara y Juan Manz.
Mientras tanto, comparto con ustedes la noticia de que mi poema Odisea a la orilla de un poema fue publicado en la revista PARTEAGUAS del Instituto Cultural de Aguascalientes número 14, año 4, otoño 2008. Gracias a Arlette Luévano y a los amigos de Aguascalientes por incluirme, una vez más, en esta hermosa revista (este número en especial quedó muy bello ¿o no?). Está a la venta en las librerías EDUCAL y sólo cuesta 30 pesos. A mi regreso de Sonora me encontré con este paquete conteniendo buenas nuevas y buenas letras (no lo digo por las mías... je, je, je..., pero me siento muy orgullosa de ser publicada en esta revista que tanto cuida el contenido y la forma de sus ediciones). Aquí un adelanto de este odiséico poema...

ODISEA A LA ORILLA DE UN POEMA

“Buscamos la poesía; buscamos la vida.
Y la vida está, estoy seguro, hecha de poesía”.
Jorge Luis Borges

Me aventuro silenciosa
y acaricio el filo de la página
con indecisos apéndices de humo,

mis nervios resucitan al abismo
atisbando la desnuda delgadez
del espacio entre renglones,

olisqueo,
casi a ciegas, casi profeta,
el acomodo de las comas insinuantes,
muerdo el papel con presta mandíbula
para saborear la sutil concisión
del sitio exacto donde pernoctan los puntos...

la historia apenas comienza... para conocer el resto de la Odisea compren la revista, apoyen la cultura... Eviten el cáncer de una cajetilla de cigarros y aspiren el dulce y erótico olor de la palabra.

4 comentarios:

Nin Reznor Miller. dijo...

Un saludo, porque en realidad no tenía el placer de haberte leído. Supongo llegamos a ser contactos de facebook por medio de otros escritores desconocidos en común,me ha gustado especialmente este poema y en verdad le encuentro formas de enunciar las cosas a la vez netamente poéticas y luego terranales, lo cual permite una lectura múltiple.

Comienzo a leerte e igual que con Ricardo Gil, empiezo a creer que aún hay "escritores" en México. Lo digo porque como no me muevo en el ámbito de los congresos, ni las publicaciones, realmente estoy un poco aislada de la asociación con otros que compartan el poder de la palabra.

Saludos y espero leer más de ti pronto.
Nin.

LABERINTO ALADO dijo...

Gracias Nin,
Siempre es bueno saber que alguien se refleja en nuestro espejo y la nada no está tan vacía como parece. Gracias por tus palabras. Asómate a mi madriguera cuando quieras y escarba... algo, tal vez, encontrarás... espero...
Un beso,
Alicia.

Anónimo dijo...

En verdad que esta lindo este poema!
Increible, pero no lo habia leido y lo digo porque siempre leo tu web, parece que en esos dias estaba perdida en el tiempo..jajaja

Felicidades..bueno nunca es tarde para felicitar verdad?
Eres una gran poeta..!

ML.

LABERINTO ALADO dijo...

Hola ML,

Muchas gracias por volver. Reandar caminos es algo especial porque es casi seguro que encontremos algo distinto cada vez. Me alegra la alegría de tu hallazgo.

Un beso,

Alicia