“Alicia se coló por la boca de la madriguera, sin pensar ni un solo instante en cómo podría salir de allí”. Lewis Carroll

jueves, 12 de marzo de 2009

LETANÍA DEL CANTO
(Fragmento)

Anochecida en mí, sola entre los zapatos,
yo le puse a este miedo un nombre cada día;
pero siempre era inútil: acompañante anónima,
paseaba mi sorpresa por frente a las hormigas.

Anduve en casas tristes
y le miré los ojos a la gente perdida.
Tropezaba jazmines en mitad de la tarde.
El invierno y la lluvia salían de mis hombros.

Hoy felicito a todos los gusanos del mundo.

Y canto,
rompiéndome las lágrimas.

Carilda Oliver Labra D. R. ©

"Error de magia", Ed. Letras Cubanas, 2004.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un lindo poema..aunque triste,
al menos asi lo siento..
Carilda, es una de mis poetas
preferidas..Tuve el honor de
conocerla.Conversar con ella fue
una experiencia tan grata como
interesante.Es una mujer de
inteligencia brillante pero muy
alegre y tan cordial que tal
parece que la conoces de siempre.
En Cuba es un simbolo de la poesia
erotica..A Carilda se quiere.
Gracias @lis!
Soy una guajira cubana que nacio
a solo unos kilometros de la
ciudad de Carilda (Matanzas).May.

LABERINTO ALADO dijo...

Hola May,
Sí, es un poema triste, pero de puertas abiertas; esperanzador. A veces tiene uno que caerse hasta el fondo para volver a afinar la voz.
Carilda es una poeta que yo admiro (ojalá pueda conocerla algún día) y este poema lo saqué del libro que TÚ me regalaste. Gracias por este hermoso regalo y por el de Virgilio Piñera que lo he disfrutado como una enana.
¿Qué día de estos nos veremos las caras tú y yo?
Besos,

Alicia.

Maria Giacobone Carballo dijo...

Hola Alicia,

Llegue a ti a través de facebook. El caber espacio es una red mágica.
Muy lindo poema, triste pero coincido con vos…a veces es necesario transitar territorios pantanosos para luego retomar la senda con mas claridad.
Desde mi rincón venusino…
Un beso,
Maria
http://www.recuerdodevenus.blogspot.com/

LABERINTO ALADO dijo...

Hola María,
Gracias por visitar este ciberespacio que,como bien dices, es mágico.
Gracias por leer y compartir las necedades de Alicia (todavía algo atolondrada después de la caída, pero igual de necia y con unas ganas horrorosas de seguir explorando madrigueras...

Un beso,

Alicia