“Alicia se coló por la boca de la madriguera, sin pensar ni un solo instante en cómo podría salir de allí”. Lewis Carroll

domingo, 13 de septiembre de 2009

EN ROJO

Hoy me siento más roja que de costumbre

La esencia de todos los claveles

agolpada en el centro de mi floración


Los besos que no explotaron

rasguñan el rojo oculto entre las sábanas

Atrincheradas saetas
tus ojos me miran en gris

cronometrando
acechando

la agitada respiración del minuto
encerrado entre dos manecillas

que nunca marcarán las doce en punto


Mi rojo tirita asustado por tanto frio


Quise humedecer las endebles horas

pero el dedo gris de la muerte

detuvo el corazón de los minutos

no hay pasado ni futuro

sólo el palpitar de los granizos

perforando la piel de los nogales


La exacta unión es utopía

y duerme en el lecho

más enrojecido de los sueños

Es difícil olvidar y fácil recordar


Recordar como caen las hojas secas en otoño

como crujen bajo la suela del zapato

y como se las lleva el viento…


Hoy me siento roja…

tan roja

que podría desangrarme
a cada palabra


Angélica Santa Olaya
D. R. ©


Fotografía: Angélica Santa Olaya D. R. ©

13 comentarios:

MAY LYNNG dijo...

Dios mio..que bello poema...!
Tan rojo como la vida misma
Violento, triste, pasional
nostalgico..
Intenso.
Bellisimo...

Antonio Arroyo dijo...

Alicia, no tema tu rojez la asechanza del mirlo. Es una aurora tu sangre en el poema. Desde mi colina la veo con mis manos, la beso con los ojos y me desangro yo por tu sangre escrita.
Genial, tu poema es genial porque es tuyo y eres tú. Vaya ritmo, qué sinfonía de colores que huyen y se encuentran con tu rojo absoluto. Nâo palavras, verso:
"No la busques asomada al infierno de Dante. Ni siquiera en la séptima escalera del sauce. La llevaste contigo a soñarla despacio. Me dejaste su almendra mirándome encendida.
No la busques jamás, se ha dormido contigo. Se ha quedado en mi sueño, como tú que ya duermes con sonrisa de niña."

Vesti la giuba

Un fuerte beso que suene a miles de kilómetros y de bocas.
Antonio.

Anónimo dijo...

Versos como unos hermosísimos cuchillos que se hunden en la carne. No es fácil ser mujer en ningún tiempo. Eres muy valiente.

LABERINTO ALADO dijo...

Gracias amigos por el regalo de su compañía y tan bellas palabras; las mías hoy amanecieron sin muchas ganas de abrir la boca.

Alicia

LABERINTO ALADO dijo...

No, no es fácil ser mujer... Es, más bien, un atrevimiento, una afrenta según parece...

Anónimo dijo...

Una idiotez profunda y endémica por la otra parte y todos perdemos de esa forma lo bueno de la vida. No importa la cultura, perdura la ignorancia

Antonio Arroyo dijo...

Angélica, si ser mujer es una afrenta, que reviente el que se afrente en su cordura neardental. Corróelos con tu verso y con tu persona.
Ahora, te abrazo y eres mi hermana.
Yo también sufro porque creo en lo que digo y lo vivo. Si soy necio por ello, fabuloso.
Ánimo Angélica, no estás sola.
Antonio

LABERINTO ALADO dijo...

Esto es sólo un impasse,lo sé... Mañana seguiré neceando en mi locura.
"Creo en lo que digo y lo vivo..." Seguiré viviéndolo aunque me tropiece. Cien veces tropezaré y otras cien me levantaré, pero no seré la que usa el moño rosa para que todos aplaudan mientras, a la sombra, se burlan de tanta estupidez.

Anónimo dijo...

Creo que me he expresado mal y no me río para nada de ti, intentaba lo contrario, critico como se trata a las mujeres por parte de los hombres. Borraré mis comentarios anteriores.

LABERINTO ALADO dijo...

Lo de la burla no lo dije por tí. Tu comentario se entiende perfectamente. La idiotez es que ser mujer sea una afrenta. Así lo entendí. Me refiero a la burla de aquellos que promueven loe estereotipos porque alimentan una posición de dominio que, lejos de la mujer, convierten en escarnio.

Anónimo dijo...

Es un alivio. No tengas piedad de ellos.

MI CORAZÓN AL DESNUDO Y CON FRÍO dijo...

Te dejo un abrazo y mi gusto por visitar y leer tu trabajo.
atte
tk

LABERINTO ALADO dijo...

Gracias tk, vuelve cuando quieras.

Alicia